Quantcast
  queondamagazine.com
queondamagazine.com Octubre 20, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
11px   11px
Nota

interior

tama�oMenos TextoMas Texto
 

NOTICIAS DEL MUNDO
Publicado el 03-21-2011

Con los ojos en Japón

Bookmark and Share



guerra mundial y lo volverán a hacer.

Lo único que me brinca es que un pueblo como el japonés -que vivió en carne propia las atrocidades de dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki- no haya actuado con más cuidado al construir sus plantas nucleares en zonas sísmicas, con reactores pegados unos a otros, y tan cerca del mar. Ellos sufrieron el poder destructivo del material nuclear y, sin embargo, se saltaron las reglas básicas del sentido común en su búsqueda de energía. Su orden no significa que sean perfectos.

Durante una vieja visita a Kamakura, me metí en la panza de un Buda gigantesco. Era un gaijin, un extranjero, he hice lo que calquier turista. Y eso mismo he hecho con cada viaje a Japón: tratar de adentrarme en lo que lo hace de Japón un lugar tan especial y único.

Sus sarariman, asalariados, ya no son empleados por una misma empresa toda su vida pero igual dedican 14 y 16 horas diarias a su trabajo, incluyendo sábados. Y desde luego, se nota. Sus metros y trenes están llenos de hombres y mujeres durmiendo y que, como si tuvieran un reloj interno, se despiertan segundos antes de su parada. Pero su productividad y compromiso laboral es impresionante.

Sus niños hacen lo mismo. Tienen, primero, que aprender los 50 mil símbolos de su inescrutable idioma. Además, los estudiantes japoneses van a la escuela 240 días al año, 60 más que los norteamericanos. Y eso también se nota.

Una isla tan pequeña, con tan pocos recursos naturales, es uno de los principales exportadores del mundo. Y su dieta, basada en el pescado y el arroz, los ha convertido en uno de los pueblos más saludables y longevos del planeta.

Japón asombra. Hace poco visité el ...
<- Anterior | 1 | 2 | 3 | Siguiente ->

8px