Que Onda Magazine
Publicado el 02-21-2011

Mujeres estadounidenses renunciarían a un año de sexo por estar delgadas

Washington, 19 feb (EFE).- La revista Fitness realizó una encuesta publicada hoy en la que preguntó a 2.400 mujeres si estarían dispuestas a sacrificar un año de sexo por estar delgadas y el 51 por ciento contestó afirmativamente.
Este es uno de los resultados de una encuesta centrada en las dietas y los hábitos alimenticios de las mujeres que, según algunos expertos, subraya la presión que sienten algunas sobre su aspecto físico.
El 22 por ciento de las consultadas señaló que la peor parte de estar a dieta es seguir un plan para perder esos kilos de más. El 43 por ciento reconoció que ha evitado comer y el 39 por ciento ha tomado pastillas para adelgazar.
En cuanto a las dietas, el 40 por ciento reconoció que hizo su primer régimen para adelgazar antes del instituto en algún curso del grado medio (entre los 11 y los 14 años).
Por el contrario, los atracones de comida hacen sentir bien al 40 por ciento de las consultadas, mientras el que 26 por ciento se siente culpable si lo hace y el 17 por ciento deprimida.
Sólo el 7 por ciento dijo que nunca se permiten comer comida basura y el 71 por ciento dice que preferiría hacer ejercicio todos los días y poder comer todo lo que quisiera.
La psicóloga Jennifer Harstein, profesora adjunta de la Ferkauf Graduate School of Psychology de Nueva York, indicó en el programa "The Early Show on Saturday Morning" de CBS, que esta encuesta muestra la presión a la que están sometidas las mujeres.
Las mujeres "somos bombardeadas con imágenes de cómo debería ser nuestra apariencia, cuán delgadas deberíamos ser, cuán altas, qué deberíamos vestir".
La psicóloga señaló que los medios tienen gran responsabilidad en transmitir este mensaje de la necesidad de ser delgadas, que según dijo ha derivado en que cada vez las jóvenes empiecen antes a hacer dieta, lo que consideró "preocupante".
La encuesta concluye que el 25 por ciento han eliminado la etiqueta vinculada a su nombre de una foto expuesta en la red social Facebook o le han pedido a algún amigo que la quite porque creen que se ven gordas.
El 65 por ciento de las consultadas consideran que la talla que visten es un problema para ellas y el 32 por ciento reconoció que oculta a sus familiares y amigos más cercanos cuando está haciendo dieta. EFE