Que Onda Magazine
Publicado el 03-11-2011

Sismo en Japón: América Latina se prepara para enfrentar el tsunami

LIMA (AFP) - Los países de América Latina con costas sobre el Pacífico se preparan, con llamados en unos casos a la calma y en otros a la evacuación, a la llegada de un tsunami tras registrarse un potente terremoto este viernes en Japón, que dejó centenares de muertos y desaparecidos.

PUBLICIDAD

La llegada del tsunami a la región se extenderá desde las 16H45 GMT de este viernes en el noroeste de México hasta las 06H07 GMT del sábado en Puerto Williams, en el extremo sur de Chile.

A lo largo del continente se seguía con expectativa la situación de Hawai, donde el tsunami llegó a tierra con olas de entre 50 y 70 centímetros, según los primeros informes. Esa situación podría dar una pauta de lo que deberá enfrentar la región horas más tarde.

La reacción a la emergencia fue de todos los matices, desde la orden de evacuación de 300.000 personas y una declaratoria de estado de excepción en Ecuador, hasta un llamado a mantener las actividades normales de parte de las autoridades en Chile.

México, primer país latinoamericano que se vería afectado por el tsunami, está en alerta ante la previsión de un oleaje de entre uno y dos metros de altura aunque no se han emitido órdenes de evacuación, informó este viernes el departamento de Protección Civil.

Los países centroamericanos declararon la alerta y comenzaron a monitorear el litoral Pacífico ante el riesgo de tsunami.

Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y Panamá decretaron alertas, mientras que El Salvador emitió una "advertencia".

En Centroamérica sólo Belice no tiene costa en el Pacífico, litoral mucho más poblado y desarrollado que el del Caribe.

Se prevé que el tsunami llegue a las costas centroamericanas a partir de las 16H00 GMT (22H00 GMT), durante la marea baja, lo que atenuaría los riesgos, dijeron funcionarios.

En tanto las autoridades colombianas monitorean el oleaje en el Pacífico, que registra un aumento tras el terremoto en Japón pero sin ordenar de momento evacuaciones en sus costas.

"Estamos monitoreando el oleaje, que presenta un aumento de 50 centímetros, y muy atentos a cualquier novedad. Pedimos a la gente que sin entrar en pánico, esté muy atenta a los reportes que vayamos dando", dijo a la AFP Luz Amanda Pulido, directora del organismo nacional de atención de desastres.

En Ecuador el presidente Rafael Correa declaró el estado de excepción hasta por 60 días "ante la amenaza inminente de tsunami que podría producirse en todo el cordón costanero y en la provincia (insular) de Galápagos".

"Si no pasa nada, qué bueno, pero no podemos arriesgar media vida humana", afirmó el gobernante, quien pidió "encarecidamente la cooperación" de los pobladores y advirtió que no aceptará "negligencias ni necedades".

"Tenemos aproximadamente en el filo costero unas 300.000 personas habitando", detalló por su parte la secretaria de Riesgos ecuatoriana, María Cornejo.

En Perú el Sistema Nacional de Alerta de Tsunami de la Marina Guerra advirtió que el tsunami arribaría "entre las 19H00 (00H00 GMT) y las 21H00 (02H00 GMT) del día de hoy viernes".

Lima, única capital sudamericana sobre el Pacífico, se prepara con medidas como cerrar la ruta oceánica, que atraviesa la ciudad al borde del océano.

Chile lanzó una alerta preventiva de tsunami sobre todas sus costas, pero pidió a la población no alterar sus actividades normales. El propio presidente del país, Sebastián Piñera, llamó a los alumnos a ir a clases y a los adultos a asistir a sus trabajos.

En cambio en Isla de Pascua, isla chilena a 3.500 km del litoral, está prevista una evacuación preventiva de sus 4.000 habitantes.

A fines de febrero de 2010, un sismo y un tsunami afectaron el centro-sur de Chile, dejando 555 muertos o desaparecidos.

Precisamente este 11 de marzo hace exactamente un año, cuando Piñera se posesionaba como presidente, tres fuertes sismos sacudieron el país y se produjo una alerta de tsunami igual a la que se declaró este viernes.