Que Onda Magazine
Publicado el 03-23-2011

Radiación del agua de Tokio superó límite aceptable para bebés

Nueva nube de humo radiactivo obliga a evacuación de trabajadores en Fukushima

TOKIO - El agua potable en Tokio duplicó el límite de la radiactividad considerada segura para los infantes, informaron el miércoles las autoridades, al tiempo que se acrecentaba la preocupación por la seguridad de los alimentos como consecuencia de la fuga radiactiva procedente de la dañada planta nuclear de Fukushima tras el sismo y posterior maremoto del 11 de marzo.

La advertencia de las autoridades se dio mientras una nueva nube de humo obligaba una evacuación de los trabajadores que intentan estabilizar la planta nuclear japonesa, que sigue liberando radiación.

El Buró del Agua dijo a los periodistas que una planta de tratamiento del agua potable en el centro de Tokio, que suministra servicio a gran parte de la ciudad, detectó que el agua contiene 210 becquereles de iodo-131 por cada litro.

Indicaron que el límite de consumo del iodo-131 para los infantes no debe ser mayor de 100 becquereles por litro. Los bebés en Tokio no deben tomar agua del grifo aunque el nivel de radioactividad no represente un riesgo inmediato para los adultos, informaron las autoridades.

La lista crece

Casi dos semanas después del desastre doble del 11 de marzo, autoridades nucleares están luchando para estabilizar la dañada y recalentada planta nuclear de Fukushima, la cual ha estado filtrando radiación desde que el desastre dañó los sistemas de enfriamiento de la planta.

La radiación se ha pasado a los vegetales, la leche sin pasteurizar, el agua potable e incluso en el agua de mar en las áreas que rodean a instalación nuclear.

El brócoli fue agregado el miércoles a la lista de verduras radiactivos que incluyen también la espinaca, la canola, y el crisantemo verde o comestible.

Previamente, los residentes de la ciudades del noreste de Japón recibieron avisos para no beber el agua del grifo debido a los altos niveles de iodo radioactivo, el cual puede causar cáncer de tiroides. Hasta el miércoles, los niveles encontrados en el agua de Tokio eran mínimos, según dijeron las autoridades.

"Advertimos que se abstengan de usar agua potable para beber y para preparar leche en polvo para bebés menores de un año", dijo Shintaro Ishihara, gobernador de Tokio.

Nueva evacuación

En un nuevo contratiempo, una columna de humo negro ascendía de la Unidad 3 de la planta nuclear dañada en Japón, lo que provocó una nueva evacuación del complejo el miércoles, informaron las autoridades de Tokyo Electric Power Co.

"Desconocemos qué es lo que ha provocado el humo", dijo Hidehiko Nishiyama, de la Agencia de Seguridad Nuclear.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) informó el martes de la suspensión de las importaciones de productos lácteos y aquellos producidos en la región de Fukushima.

Otros alimentos importados de Japón, incluyendo mariscos, se seguirán vendiendo al público pero primero serán sometidos a pruebas radiactivas.

Los alimentos japoneses representan menos de 4% de todas las importaciones de Estados Unidos, y la FDA no prevé que la radiación ponga en riesgo a los alimentos estadounidenses.

Japón entierra a sus muertos

Los graznidos de cuervos que sobrevuelan en las alturas, llenan un silencio sepulcral, mientras los sobrevivientes del sismo y tsunami del 11 de marzo que devastaron los pueblos del litoral nororiental del Japón, enterraban a sus muertos el miércoles en tumbas provisorias en vez de cremarlos por falta de combustible.

La policía informó que los muertos son más de 9,300 y casi 13,800 personas siguen desaparecidas. La cifra total podría exceder los 18,000 muertos.

Mientras tanto, los trabajadores de la planta nuclear de Fukushima se esforzaban por enfriar las dañadas instalaciones después de varios incendios y explosiones. Y en Tokio, el nivel de radiactividad en el agua potable duplicaba el límite aceptable para el consumo de los infantes.

Un vocero policial de Miyagi, una de las prefecturas más devastadas, calculó que las muertes ascenderán a 15,000 sólo en esa región. La policía en otras áreas destruidas se abstuvo de hacer estimaciones, pero dijeron que los números confirmados en esas áreas son de casi 3,700.

Números oficiales

La Agencia Nacional de Policía indicó que el número total de cadáveres recogidos hasta el momento asciende a los 9,301 personas, mientras que los desaparecidos son 13,786.

Conforme escasean los suministros de combustible y de hielo, las autoridades han abandonado las tradicionales cremaciones a fin de realizar rápidos y sencillas ceremonias fúnebres en una demostración de pragmatismo.

Algunos son enterrados en féretros sencillos de tripley y otros en bolsas plásticas, por no haber tiempo para fabricar más féretros. Los restos será exhumados una vez que haya mayor capacidad de crematorios en servicio, les dijeron las autoridades a los familiares de las víctimas.

En Higashimatsushima, en la prefectura de Miyagi, 320 kilómetros (200 millas) al noreste de Tokio, los soldados colocaban los féretros de tripley en fosas cavadas en el suelo, saludando los restos uno a uno, mientras los familiares observaba a cierta distancia, mientras se oía el ruido de los helicópteros de rato en rato.

Zona de catástrofe

La crisis nuclear ha complicado la respuesta del gobierno al catastrófico terremoto y maremoto que ha arrasado las aldeas del litoral nororiental del Japón.

Cientos de miles de habitantes seguían desamparados.

Los refugios seguían operando en escuelas, gimnasios y otros edificios de la comunidad en el nororiente estaban colmados de sobrevivientes, muchos de ellos ancianos que padecían después de días sin calefacción, medicamentos y alimentos calientes.

Costo de la reconstrucción

TOKIO - El gobierno japonés dijo que los daños económicos causados por el terremoto y el maremoto de Japón podrían ascender a los $309,000 millones.

Los daños a la vivienda, infraestructura y a los negocios en el noreste del Japón podría costar unos $309,000 millones (entre 16 billones a 25 billones de yenes), informó el gabinete.

El terremoto de una magnitud de 9 grados, que fue seguido de un maremoto el 11 de marzo, devastaron la costa nororiental de Japón y provocaron una crisis en una planta de energía nuclear que hasta ahora ha obligado a decenas de miles de personas a evacuar el área.

Racionamiento de energía

Los servicios públicos han implantado un plan de racionamiento de energía, muchas empresas permanecen cerradas y las principales vías de transporte siguen bloqueadas.

El gobierno japonés anunció los planes para inyectar dinero público a los bancos en apoyo al programa de préstamos bancarios para la reconstrucción de empresas.

Los fondos podrían provenir de un fondo de $135,000 millones (un billón de yenes) que se encuentra disponible bajo una ley de apoyo bancario de emergencia aprobada tras la quiebra de la banca de inversión Lehman Brothers en el 2008.

Según cálculos de Goldman Sachs los daños causados por el terremoto ascienden hasta $200,000 millones.