Que Onda Magazine
Publicado el 05-02-2011

Osama Bin Laden fue abatido por fuerzas especiales de EU

WASHINGTON - Osama Bin Laden, el cerebro de Al-Qaeda, está muerto, dijo el presidente Barack Obama durante una alocución televisiva desde la Casa Blanca.

De acuerdo con Obama, fuerzas especiales de Estados Unidos mataron a tiros al líder de Al Qaeda en una mansión a las afueras de Islamabad, en una operación en la que no hubo bajas civiles ni de soldados estadounidenses.

Los servicios de inteligencia estadounidenses sospechaban que Bin Laden se había movido en los últimos años por la región de la zona montañosa de Chitral en el extremo noroeste de Pakistán, cerca de la frontera con China, a Tora Bora en el Valle de Kurram, uno de los bastiones talibán más duros.

"Esta noche estoy en condiciones de anunciar a los estadounidenses que Estados Unidos llevó a cabo una operación que mató a Osama Bin Laden, el dirigente de Al Qaida, un terrorista responsable de la muerte de miles de inocentes", declaró Obama en un discurso solemne desde la Casa Blanca.

"Un pequeño grupo de estadounidenses condujo el operativo con un coraje y una capacidad extraordinaria. Ningún norteamericano fue herido. Las fuerzas especiales tomaron la precaución de evitar víctimas civiles", añadió el presidente con rostro sereno pero visiblemente complacido

La noticia se había regado como pólvora una hora antes, cuando las principales televisoras estadounidenses suspendieron sus transmisiones habituales en medio de especulaciones del anuncio de la muerte de Osama Bin Laden por parte del presidente.

Bin laden está muerto y Estados Unidos tiene su cadáver, había dicho una fuente cercana al gobierno. Luego se dijo que el presidente Obama daría la noticia a las 10:45 pm. pero fue una hora más tarde, después de anunciarlo primero a otros líderes internacionales, cuando se hizo oficialmente.

Cinco personas, entre ellas Osama Bin Laden, murieron el domingo en el operativo especial estadounidense contra la residencia del jefe de Al Qaida, a unos cincuenta kilómetros al norte de Islamabad, anunciaron funcionarios norteamericanos.

Cinco muertos, incluido Osama

"Además de Osama bin Laden, se dio muerte a tres hombres adultos en el operativo", dijo a periodistas un alto funcionario a condición de anonimato. Dos de los hombres trabajaban como correos para Bin Laden y el tercero se cree que era un hijo adulto de ese jefe islamista.

"Se dio muerte a una mujer cuando fue utilizada como escudo por un combatiente varón. Otras dos mujeres fueron heridas" en el operativo que duró menos de 40 minutos, agregó.

Osama murió bajo el fuego de los hombres del comando, cuyos miembros salieron ilesos, precisaron las fuentes. "Fue una operación particularmente peligrosa".

Un helicóptero se perdió durante la operación debido a un "desperfecto mecánico" forzando a todos los miembros del comando a abordar otro aparato utilizado para esta operación.

El complejo residencial, construido hace unos cinco años, pero del cual Estados Unidos no sabe desde hace cuánto tiempo el hombre más buscado del mundo residía allí, estaba rodeado de altos muros y de alambres de púas.

Así se fraguó el ataque

Dos helicópteros sobrevolaron en plena madrugada del domingo la mansión fortificada de Abbottabad, a 60 kilómetros de la capital pakistaní, donde se sospechaba que podía ocultarse Osama Bin Laden. En medio del revuelo atronador, 20 soldados de elite de la Marina (los temibles SEALS) se abrieron paso con explosivos de mano, potentes rifles de asalto y dispositivos de visión nocturna.

El líder de Al Qaeda fue sorprendido a traición: sus hombres de seguridad poco pudieron hacer contra la avalancha de fuego de los SEALS, que no sólo mataron a Bin Laden. También perecieron uno los hijos del terrorista saudí, otro hombre y una mujer que llegó a ser usada como escudo humano, según relataron fuentes próximas a la operación a la cadena 'ABC'.

Otras fuentes señalaron a la cadena CNN que Bin Laden pudo morir de un disparo en la cabeza. Entre las fuerzas norteamericanas no hubo aparentemente bajas, aunque un helicóptero fue alcanzado y los propios soldados estadounidenses decidieron destruirlo con explosivos cuando su tripulación estaba ya a salvo. La operación duró en total poco más de 40 minutos.

La muerte de Bin Laden es "una victoria para Estados Unidos", reaccionó el ex presidente George W. Bush (2001-2009), cuyo mandato quedó marcado por los atentados en Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001, que causaron la muerte a cerca de 3.000 personas en Nueva York, Washington y Pensilvania.

Bin Laden, que había cumplido 54 años el pasado 10 de marzo, murió en una operación de fuerzas especiales estadounidenses cerca de la capital pakistaní, Islamabad, dijo.

¿Quién era Osama bin Laden?

Osama Bin Laden nació en Arabia Saudí en el año 1957, en el seno de una acaudalada familia saudí. Su padre fue un importante magnate de la construcción en su país. Estudió Religión y Ciencias Económicas, graduándose en la Universidad Abdul Aziz.

Desde 1979 apoyó a los rebeldes afganos en su guerra contra la URSS, organizando el reclutamiento de miles de voluntarios de todo el mundo árabe, entre otras acciones. Desde 1986 participó personalmente en los combates.

Acabada la guerra, regresó a su país. Como consecuencia del apoyo saudí a las tropas de Estados Unidos durante la Guerra del Golfo de 1991, rompió su relación con el régimen saudí y con su propia familia. Se exilió en 1991 en Sudán, donde dirigió una empresa que EU consideraba una tapadera terrorista.

Los sucesores son peores

Si a Osama Bin Laden lo mataran, sus sucesores al frente de Al Qaida serían probablemente mucho peores, advirtió el hijo del jefe de la red fundamentalista islámica, entrevistado en febrero por la cadena estadounidense ABC News.

"Por lo que sé de mi padre y de las personas que lo rodean, creo que entre ellos (mi padre) es la mejor persona, porque algunos son mucho, mucho peores. Tienen mentalidades mucho más violentas, quieren provocar más problemas", dijo Omar Bin Laden, que rompió los lazos con su progenitor.

Los hijos de Osama Bin Laden empezaron a alejarse del hombre más buscado por Washington cuando los alentó a cometer atentados-suicidas, agregó.

"Resultamos sorprendidos", confesó. Esto "nunca ocurriría" porque "atacar a gente pacífica es ser injusto, es inaceptable. Si uno tiene un problema con ejércitos o gobiernos, tiene que combatir contra esa gente. Eso es lo que me pareció inaceptable en el método de mi padre", añadió Omar Bin Laden.

Júbilo en todo el país

Varias personas en Washington, Nueva York y otros puntos de Estados Unidos celebraron este domingo la muerte de Osama bin Laden en una operación militar estadounidense, casi diez años después de los atentados de Al Qaida que dejaron casi 3.000 muertos en el país.

Decenas de turistas y neoyorquinos aplaudieron en Times Square el anuncio de la muerte del líder de Al Qaida en las pantallas que coronan la plaza en el corazón de Nueva York.

En Washington, una multitud se acercó a la Casa Blanca poco después de que el presidente estadounidense Barack Obama anunciara la muerte de Bin Laden en un operativo estadounidense coreando "EEUU, EEUU" y ondeando banderas de ese país.

"Es un milagro", exclamó en Times Square Monica King, de 22 años, que también estaba en Nueva York cuando se produjeron los atentados del 11 de septiembre de 2001.