Que Onda Magazine
Publicado el 09-17-2011

México vibró con 'El Grito' de Independencia

¡Viva México!
CIUDAD DE MÉXICO - En punto de las 11 de la noche, hora local, el presidente de México, Felipe Calderón, salió al balcón del Palacio Nacional para dar el acostumbrado 'Grito' de Independencia.

En una ceremonia en la que el entusiasmo y la alegría de los mexicanos desbordaba la plancha de el zócalo, principal plaza del Distrito Federal, el mandatario, junto a su esposa Margarita Zavala, cumplieron con el tradicional festejo.

¡Vivan los niños héroes!, ¡Viva Morelos!, ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Allende! fueron las primeras palabras de Calderón. Y agregó: ¡Viva Aldama y Matamoros!, ¡Viva la Independencia nacional!, ¡Viva México!, ¡Viva México!, ¡Viva México!

Los mexicanos que se encontraban en el zócalo respondieron con gritos euforícos: ¡Viva México!. Luego Calderón tocó la campana en señal de que la celebración por la Independencia de México daba inicio por todo lo alto, a pesar del clima de violencia que vive el pais a causa de la guerra contra el narcotráfico declarada en 2006 y que a la fecha ha dejado más de 41 mil muertos.

Al entregar la bandera nacional a la escolta militar, Calderón, acompañado por su familia, salieron al balcon presidencia para admirar la fiesta de los juegos artificiales para iluminar el 201 aniversario de la Independencia de México.

Pese a los temores de ataques por parte del crimen organizado y los cárteles de la droga, las celebraciones se desarrollaron bajo un ambiente de calma.

Festejos en la cuna de la patria

En Guanajuato, el gobernador Juan Manuel Oliva exhortó a los mexicanos a conservar la libertad y engrandecerla para convertirla en la flama de la esperanza de un futuro mejor.

Esto ocurrió durante la ceremonia de resguardo de bandera y el estandarte de la cabalgata de la Ruta de Independencia, además de la recepción del fuego simbólico, que como hace 201 años acompañó al contingente de indepententistas. El mandatario estatal afirmó que la llama simboliza un gesto de libertad y unidad, de esperanza y fe en todos los mexicanos.

“Hoy honramos no sólo la memoria de los héroes de la Patria, sino también el compromiso de construir un mejor país para todas las familias mexicanas”, enfatizó.

Mario Zavala Pérez, representante de la Cabalgata por la Ruta de la Independencia, llamó a honrar los ideales de los conspiradores, quienes buscaban una sociedad igualitaria en oportunidades. Destacó que “es indispensable creer en las instituciones que nos rigen porque en ellas, se enarbola el nacionalismo y se garantiza la libertad del pensamiento”.

El presidente municipal de Dolores Hidalgo, Pablo González, recibió la bandera y estandarte de la Cabalgata para que fueran trasladados al Museo de la Independencia para su resguardo.

La Cabalgata Conspiradores de Querétaro 1810 entregó al gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, el pergamino con el mensaje de su homólogo queretano, José Eduardo Calzada Rovirosa.

Esta cabalgata, que desde hace 24 años participa en el acto para promover el amor y respeto a los símbolos patrios y honrar a nuestros héroes, también recibió un manifiesto por parte del mandatario estatal.

Las autoridades se trasladaron al pebetero para encender el fuego simbólico de la libertad.

El zócalo abarrotado

Desde tempranas horas el zócalo capitalino vibró con la energía de los miles de mexicanos que acudieron al Centro Histórico para presenciar el Grito de Independencia, escuchar el repique de campanas, ver los adornos, luces multicolores y el espectáculo de fuegos artificiales.

La lluvia que cayó horas antes de la ceremonia de El Grito en el Distrito Federal no evitó que la gente llegara temprano, como en otras ocasiones, para admirar los preparativos de la fiesta patria y tener un buen lugar frente a los escenarios, donde se presentan personalidades del espectáculo.

Los artistas que amenizaron este festejo generaban ya una atmósfera alegre y de fiesta en la plancha de la Plaza de la Constitución, que se ilumina con los luces de colores, en las que resalta el verde, el blanco y el rojo de la bandera de México.

Pese a que la afluencia de gente no es multitudinaria, sobre todo por el aguacero que cayó esta tarde, los visitantes disfrutaban de los antojitos típicos que venden en el sitio, juegos con confetti, bromas con huevos con harina, el sonido de trompetas, silbatos y matracas.

La protección de los visitantes está asegurada, ya que con los filtros de seguridad se reforzaron este año y los agentes policíacos revisan a los asistentes y sus pertenencias, para asegurar que el acto se realice en calma y paz.

También personal de Protección Civil y Atención de Urgencias Médicas fue desplegado en los alrededores, con el objetivo de atender cualquier eventualidad que surja durante el al acto conmemorativo de la Independencia.